martes, 22 de diciembre de 2009

¿yo era vainilla?


Desde el momento en que comencé a descubrir este mundo, fui aprendiendo nuevas terminologías lo que me permitió ampliar mi léxico o descontextualizar algunas palabras, adquiriendo un nuevo significado.

Una de estas palabras es: Vainilla, termino que utilizamos para designar a las personas que no comparten nuestro gusto. Aquí no quiero hablar de la terminología y demás, me imagino que ese es un tema ya tratado en otros blogs que abordan la misma temática y de seguro lo hacen mejor que yo.

El caso es que, platicando con varios spankers y spankees, mencionan que ellos ya traen consigo el gusto desde siempre, desde pequeños sintieron esta inquietud y ahora la viven e incluso en algunos puede ser genético.

Hace poco mas de un año yo era vainilla!! Pues ni sabia de este mundo, ni siquiera me pasaba por la mente, es más, ni me imaginaba que existiera.

Nunca recibí un castigo físico por parte de mis padres o algún adulto que implicara autoridad; tal vez, por ser parte de otra generación, donde la forma mas común de educar y formar a los hijos era el dialogo y castigos como no salir por un tiempo determinado, no proporcionar dinero o algún objeto que se quisiera, no hablar por teléfono… es lo que se conoce como padres democráticos (no digo que en todos los que forman parte de mi generación sea así)

De igual modo, no puedo decir, que la curiosidad o el gusto fue desde pequeña. Pues algunos spankos también me han mencionado que al ver imágenes o escenas en caricaturas o películas les llamaba la atención y les movía la inquietud. En mi caso, tampoco fue así, sí veía caricaturas y películas donde hoy se que había escenas de spank pero para mi, en ese momento era parte de la misma, pasaban sin pena ni gloria.

Muchos dicen que se nace siendo spanko, algunos mas opinan que pueden hacerse spankos; yo digo que se nace siendo spanko, solo que algunos necesitamos un detonante para despertar ese ser que esta dentro de nosotros y muchos no encuentran este detonante.

Cuando era vainilla encontré el detonante, me adentro… un día lo jugué y me absorbió, hoy estoy feliz de ser spankee.

3 comentarios:

paca dijo...

Pues lo importante es que te topaste con el detonante, y no tuviste miedo de probarlo, felicidades.

Saludos

Yo spankee dijo...

Quizá es que lo 'vainilla' es inevitable... Yo lo tomo como un pequeño disfraz para mezclarme con ellos y no sepan que ahí estoy... Lo bonito de esto son las casualidades de la vida... disfrutar lo que se es y se hace sin necesidad de ponerle nombre...

Felicidades por asumir lo que siempre fuiste y por compartirlo con nosotros...

Saludos...

Estefy dijo...

Gracias!!!

Ciertamnete la vida se disfruta mas cuando te conoces y haces lo que te gusta!!!