viernes, 2 de abril de 2010

la magia del momento

Ambos estaban cansados, su respiración era profunda y continua…


Ambos disfrutaban el momento, les agradaba estar así, recuperando energías para continuar, escuchando la respiración del otro, viéndose a los ojos y emitiendo una linda sonrisa.

Ella simplemente se dejo llevar, confiaba plenamente en él, confiaba en lo que hacía y los motivos por los que lo hacía. Sabía lo que quería, lo que buscaba, lo que necesitaba y lo consiguió.

Él sabía cómo conducirla, guiarla. La conocía casi a la perfección, casi podía prever las reacciones y respuestas que daría ante algo que le dijera o hiciera y le encantaba obsérvalas, sentirlas, escucharlas…

Ella estaba plenamente feliz, sus ojos y sonrisa no podían ocultarlo, estar con él la hacía emitir ese sentimiento, pero el estarlo de esa manera lo hacía más. Él disfrutaba verla así, feliz, alegre y disfrutando.

De repente ella pensó en el después, en que solo era el momento y después todo volvería a la normalidad, a los miles de impedimentos que hacían difícil estos encuentros; pensó en todo el tiempo en que no se verían… la sonrisa desapareció por un segundo, la magia del momento se rompió por un instante.


-¿Qué pasa?


* nada babas!! Estoy descansando


-Suficiente descanso para ambos


La tomo de la cintura y comenzó un nuevo forcejeo y la magia regreso, con ella el disfrute del momento


* ayy nooo!! Esperateee


-nada que!
….

-Diciembre 2009-

2 comentarios:

Gustavo dijo...

No puedo evitar sentir celos espero algún día encontrar esa magia

paca dijo...

"La magia del momento", es tan linda!!